Novedosa iniciativa. Ahora, la ciudad mide sus pólenes