Una herramienta genética. Anticipan con tests prenatales las afecciones futuras