Anticipan una crisis global en el clima

Es la conclusión de un informe científico
(0)
27 de octubre de 2000  

A pesar de que sus autores se habían comprometido a mantener la reserva, diversos medios noticiosos recibieron y dieron a conocer ayer las conclusiones del panel de especialistas que desde hace tres años revisa todos los datos disponibles acerca del cambio climático global.

El Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC), la mayor autoridad en el tema, concluyó que "los gases de invernadero producidos principalmente por el uso de combustibles fósiles están alterando la atmósfera de modo que afectan el clima y que pueden haber contribuido sustancialmente al calentamiento observado en los últimos 50 años", reveló Andrew Revkin, en The New York Times.

Según el diario norteamericano, si las emisiones no se detienen, las temperaturas podrían ascender más de lo que se había previsto anteriormente.

Cita en Shanghai

El grupo de investigadores resumió sus hallazgos en un extenso informe de 1000 páginas que fue revisado por especialistas de distintos países. Uno de los revisores en la Argentina, el doctor Mario Núñez, del Centro de Investigaciones del Mar y la Atmósfera, del Conicet, declinó comentar los resultados, habida cuenta de que serán discutidos nuevamente en La Haya, a partir del 13 de noviembre. El informe está siendo distribuido esta semana a funcionarios gubernamentales de todo el mundo para una última ronda de comentarios antes de que se redacte la versión final en Shanghai, informa una agencia noticiosa.

Para el doctor Kevin E. Trenberth, uno de los principales autores del trabajo, hay señales de la influencia humana sobre el clima desde alrededor de 1980, y se calcula que las temperaturas promedio podrían ascender entre uno y seis grados en los próximos 100 años. Paradójicamente, la situación podría empeorarse si se eliminan de la atmósfera las diminutas partículas que tienen efecto enfriante -como los sulfatos surgidos de la combustión de carbón y petróleo que contribuyen al smog y la lluvia ácida-. Según los científicos, en el último siglo, esas partículas probablemente enmascararon el calentamiento.

Para el argentino Osvaldo Canziani, que integra la presidencia del Panel, "La información publicada en The New York Times confirmando la presunción inicial del grupo científico acerca de que el incremento del efecto invernadero en la atmósfera se debe a las actividades humanas, pone en evidencia la urgencia de adoptar medidas orientadas a lograr la mitigación de las emisiones de los gases de invernadero y a activar los mecanismos naturales por los cuales se incrementen los sumideros de dichos gases, en particular el dióxido de carbono".

Cambios en los océanos

Según el experto, los efectos del calentamiento terrestre son múltiples. Si aumenta sensiblemente el nivel del mar será afectada una serie de estados isleños, obligando a migraciones masivas; aumentarán los fenómenos extremos (inundaciones, sequías, tormentas); desaparecerán los glaciares, con la consecuente pérdida de caudal de los ríos que dependen de la fusión de los hielos, y pueden aumentar las zonas de influencia de distintas enfermedades tropicales, como la malaria.

"Un trabajo sobre Nuevos Ojos en los Océanos , publicado en el último número de la revista de la National Geographic Society, muestra cómo podría producirse la paradoja de que ciertas regiones del mundo se vean afectadas por enfriamientos importantes, debido, casualmente, al calentamiento terrestre -afirma Canziani-. Gracias a las nuevas tecnologías de medición con sondas libres se han podido observar cambios en el sistema de la circulación oceánica global, que llevarían a una dislocación de las corrientes oceánicas, como la que permite que toda Europa Occidental goce de temperaturas superiores a las que normalmente corresponden a sus latitudes."

Otros dos grupos del IPCC están completando sus evaluaciones. "A pesar de que no se han alcanzado aún situaciones irreversibles -agrega el científico-, las perspectivas de serios desastres ecológicos pueden ser críticas para las generaciones futuras. ¿Es que los tomadores de decisión pretenden alcanzar tal clímax?"

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.