Ardi, el avance científico del año, según la revista Science

El fósil hallado en Etiopía ilumina los orígenes del ser humano
(0)
18 de diciembre de 2009  

Por alguna extraña pirueta del azar, en el año del bicentenario del nacimiento de Darwin y del sesquicentenario de su obra cardinal, El origen de las especies , las 125 frágiles piezas del esqueleto de una hembra que habría vivido hace 4,4 millones de años sobre la costa del río Awash, en lo que es hoy Etiopía, pasarán a la historia como el avance de 2009, según la evaluación de los editores de la reconocida revista Science .

Los restos de Ardi, como la bautizaron sus descubridores (por Ardipithecus ramidus ), incluyen la mayor parte de un cráneo y dientes, la pelvis, las manos, brazos, piernas y pies de una hembra de alrededor de 1,20 m de estatura y unos 50 kilos que sería el más antiguo de los ancestros de la línea evolutiva que condujo al ser humano.

Pero la lista de los diez avances más significativos de estos últimos 12 incluye también hallazgos cósmicos, como unos extraños objetos celestes llamados púlsares de rayos gamma; desarrollos de la ciencia de materiales, como el grafeno, que tiene sólo un átomo de espesor, y descubrimientos de la biología vegetal, como una hormona de las plantas que les permite soportar las épocas de sequía disminuyendo la pérdida de humedad.

Ardi tenía el cuerpo cubierto de pelos. Su cerebro era del mismo tamaño que el de un chimpancé, pero aunque vivía en un medio boscoso no se balanceaba entre los árboles ni caminaba sobre sus nudillos, como los monos y los gorilas actuales, sino que se desplazaba erguida y apoyaba sus pies planos sobre la tierra. Se alimentaba de nueces, insectos y pequeños mamíferos que habitaban el bosque.

Ardi es un hallazgo que "abre el telón del tiempo y revela el sorprendente plano maestro de nuestros ancestros más tempranos", escribe Ann Gibbons en el artículo que presenta la elección.

"Hemos visto al ancestro, y no es como los chimpancés", había dicho Tim White, su descubridor, al presentar la inusual superproducción de 11 estudios que incluyó la edición de Science del 2 de octubre, en la que se dieron a conocer los hallazgos.

El fósil precede en 1,2 millones de años a la célebre Lucy, una Australopithecus afarensis descubierta en 1974, e integra, junto con el primer Neandertal y el llamado "niño de Taung", descubierto en Sudáfrica en 1924, el puñado de fósiles que se consideran centrales para marcar la senda de la evolución humana. Un tesoro único de esos que se producen una vez en cada generación.

Según revelan las investigaciones realizadas en silencio durante 15 años White, de la Universidad de California en Berkeley, codirector del grupo de investigación del Awash medio, que descubrió y analizó los fósiles, y otros equipos en distintas universidades del mundo, Ardi exhibe un mosaico de rasgos ancestrales y otros más "modernos".

Estas características la diferencian bien de los actuales primates, lo que indica que en ese momento la rama humana había divergido de la que conduciría a los chimpancés, los gorilas y los bonobos.

Esta investigación cambió la forma en que pensamos acerca de la evolución humana y representa la culminación de una ardua colaboración, encarada por un equipo internacional de casi 50 científicos de 10 países, que analizó 150.000 especímenes de animales y plantas fosilizados, según explica en su editorial Bruce Alberts, editor en jefe de la publicación.

Un enigma cósmico

Entre los otros nueve "finalistas" del top ten del año, la revista destaca la detección de 16 púlsares (estrellas neutrónicas de rápida rotación) de rayos gamma. El hallazgo fue posible gracias a la cartografía que está realizando el Telescopio Espacial Fermi de Rayos Gamma de la NASA, lanzado en junio del año pasado, y ofrece a los astrónomos nuevas claves para entender cómo funcionan estos enigmáticos objetos celestes y para orientar la búsqueda de ondas gravitatorias.

La adrenalina de las plantas

Este año, los científicos también descubrieron moléculas químicas que serían algo así como una "adrenalina vegetal". Altas concentraciones de ABA (por ácido abscísico) ayudan a las plantas a superar las sequías manteniéndolas "dormidas", y les permiten evitar la pérdida de humedad. Los receptores de esta homrona vegetal habían eludido a los biólogos, pero en mayo dos equipos independientes los identificaron.

El renacimiento del Hubble

La última misión de reparación del telescopio espacial que cambió para siempre nuestra visión del universo fue tan exitosa que en los últimos meses el Hubble ofreció las mejores imágenes de sus 19 años de vida.

En mayo, una tripulación de siete astronautas que a bordo del transbordador Atlantis viajó a 500 km de altura por encima de la superficie terrestre y trabajó durante once días para extender la capacidad de trabajo del célebre telescopio otros cinco años.

Otro tipo de magnetismo

Cualquiera que haya jugado con un imán sabe que tiene dos polos: norte y sur. Y esto ocurre en todos los imanes que se conocen: todas las formas de magnetismo que hasta ahora se habían observado en la naturaleza se basan en dipolos (dos polos) magnéticos. Pero este año un grupo internacional de físicos, coliderado por el argentino Santiago Grigera, observó una rareza que se perseguía desde hace más de setenta años: un monopolo magnético.

"Del mismo modo en que la electricidad tiene cargas positivas y negativas (protones y electrones, respectivamente), que se pueden encontrar separadamente, en 1931 un célebre físico llamado Paul Dirac predijo teóricamente que tenían que existir monopolos magnéticos elementales –explicó el investigador del Conicet a La Nacion–. La pregunta que permanecía pendiente de comprobación era si se podía pensar en cargas magnéticas norte y sur separadas."

La respuesta que dio Dirac es que sí... y pudo probarse. Según Grigera, este avance en el conocimiento podría ayudar a desarrollar materiales para refrigeración magnética más silenciosos y más eficientes.

De átomos y roedores

Este año también se demostró que un fármaco que se utiliza rutinariamente para tratar el cáncer renal, la rapamicina, es capaz de alargar la vida de roedores un 14%. Es la primera vez que un fármaco alarga la vida de mamíferos.

Otro avance relevante fue haber podido probar que hay grandes depósitos de agua congelada en la luna. Un cohete de dos toneladas llamado L-Cross se estrelló contra nuestro satélite natural a 7200 km por hora y la explosión refutó para siempre la idea de que la Luna es un planeta árido.

El regreso de la terapia génica

La terapia génica, una elegante solución que propone reemplazar genes defectuosos por sus versiones sanas, hizo este año un retorno triunfal después de muchas frustraciones. Los investigadores informaron sobre avances exitosos en el tratamiento de enfermedades devastadoras, como la amaurosis congénita (una extraña forma de ceguera), la adrenoleucodistrofia, trastorno cerebral frecuentemente fatal para adolescentes varones y la inmunodeficiencia severa combinada.

La revista también incluyó el desarrollo del grafeno, un material formado por láminas de un átomo de espesor que ha comenzado a usarse de forma experimental en aparatos electrónicos por su alta capacidad de conducción, y la creación del primer láser de rayos X, un instrumento que puede captar imágenes de reacciones químicas y alterar la estructura de materiales electrónicos.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.