Atrapados en un circuito de violencia