Un resultado del avance de las neurociencias. Aumenta el diagnóstico de trastorno bipolar en los chicos