China es el décimo país afectado por la gripe de los pollos