Cómo fueron los primeros días del Proyecto Genoma Humano

Físicos, ingenieros y matemáticos aportaron una visión diferente
(0)
7 de diciembre de 2009  

Poco después del derrumbe de la URSS, en 1990, cuando John Quackenbush terminaba su doctorado en física teórica, también se desplomó súbitamente el presupuesto disponible para su área de investigación. "Fui parte de una «generación perdida» –recuerda el científico–, que buscaba a qué dedicarse."

Fue en esos días cuando comenzaba el Proyecto Genoma Humano, que gracias a un multitudinario esfuerzo internacional de 13 años logró catalogar los 26.000 genes de nuestra especie. "Aunque pocos lo saben, este proyecto no se originó en los Institutos Nacionales de Salud de los Estados Unidos [NIH], sino en el Departamento de Energía [DOE] –recuerda–. Cuando se cortaron drásticamente los subsidios, sus científicos y administradores empezaron a buscar un gran proyecto que pudieran encarar. El DOE venía estudiando las radiaciones ionizantes y sus consecuencias genéticas, y cuando ellos vieron la forma en que el NIH estudiaba un gen por vez dijeron: «Nosotros podemos hacerlo como trabajamos en física, desarrollando nueva tecnología para secuenciar el genoma completo y reuniendo equipos de científicos». Fue así como nació todo."

Tratándose de un tema eminentemente médico, el NIH fue rápidamente tomando un papel protagónico, pero los científicos también se dieron cuenta de que necesitarían capacidades diferentes para enfrentar el problema de secuenciar tres mil millones de bases genéticas. "Hicieron un llamado a físicos, ingenieros y matemáticos –comenta Quackenbush–. En ese momento, mis posibilidades de trabajar en física parecían débiles. En 1992, me presenté a una beca. Tomaron a dos especialistas en ciencias de la computación y a un físico. El físico era yo. La incorporación de personas con diferente formación cambió todo y dio paso a una revolución en la biología por nuestra capacidad de generar datos en una escala sin precedente."

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.