Un valioso ejemplo de filantropía. Cumplió 30 años la Fundación René Baron