Según un estudio mundial. El cambio climático provoca 315.000 muertes anuales