El demonio de Tasmania, en extinción por cáncer

Afecta a dos tercios de su población
(0)
17 de febrero de 2007  

Podría ser el final de un ícono. En los últimos diez años, una forma de cáncer les causó la muerte a tres de cada cuatro demonios de Tasmania, el marsupial carnívoro que inspiró la aparición de Taz, el famoso personaje de dibujos animados.

Los animales con el tumor facial de los demonios, según el nombre de esa forma de cáncer, desarrollan cáncer en la cabeza y la boca. Este último es el que les impide comer y la mayoría de los animales mueren en meses por las lesiones que les aparece en el cuerpo debido a la falta de alimentación.

Según la nota publicada ayer en el diario International Herald Tribune, la población estimada de los demonios de Tasmania, que habitan sólo en la isla australiana, disminuyó de 200.000 a entre 50.000 y 60.000 ejemplares.

Investigadores australianos estiman que dos tercios de los ejemplares existentes padecen la enfermedad y dudan de poder hallar una cura a tiempo para poder salvar al resto.

"Lo que sigue es trabajar para incluir al demonio de Tasmania en la lista de especies en peligro de extinción", indicó al diario Hamish McCallum, de la Universidad de Tasmania y director científico del Programa de Investigación del Tumor Facial de los Demonios, iniciativa del gobierno australiano.

El equipo de investigación que dirige McCallum sospecha que los animales se transmiten las células del cáncer cuando se muerden. "La mejor hipótesis es que el cáncer pasa de un animal a otro a través de las mordidas, que son muy frecuentes durante el apareamiento", señaló el investigador australiano.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.