El deshielo de Groenlandia podría anegar Nueva York

Un estudio del Centro de Investigación Atmosférica de EE.UU. afirma que los efectos del calentamiento global amenazarían toda la costa noreste de ese país
(0)
28 de mayo de 2009  • 16:46

El deshielo en Groenlandia por efecto del calentamiento global a lo largo de este siglo puede liberar más agua de lo que se había pensado previamente hacia las ya de por sí amenazadas costas de Nueva York, Boston y otras ciudades del nordeste de Estados Unidos, de acuerdo con una nueva investigación realizada por el National Center for Atmospheric Research (NCAR) de los Estados Unidos.

La investigación, que se publica esta semana en la revista Geophysical Letters , encuentra que si la fusión del hielo en Groenlandia se produce a un ritmo moderado o alto, la circulación oceánica cambiará y causará una subida de los niveles del mar en la costa noreste de América del Norte de 30 a 50 centímetros, más que en otras áreas costeras.

Los estudios previos sobre aumento del nivel del mar por el incremento de temperaturas prevén un incremento de 20 centímetros en esa zona, pero no contemplaban el impacto de la fusión de hielo en Groenlandia.

La investigación se basa en recientes informes que han encontrado que la subida del nivel del mar, asociada con el calentamiento global, podría afectar de forma especialmente adversa a América de Norte, y sus hallazgos sugieren que la situacuión es más amenazadora de lo que previamente se creía.

"Si la pérdida de hielo en Groenlandia continúa acelerándose, podríamos ver un significativo impacto este siglo en la costa nordeste de Estados Unidos como resultado de un aumento del nivel del mar", declaró el científico del NCAR y autor principal del estudio, Aixue Hu, en un comunicado publicado por este organismo.

Deshielo en crecimiento. Concretamente, si el ritmo de pérdida de hielo en Groenlandia sigue creciendo a un 3 por ciento anual, el modelo informático de simulación desarrollado por el NCAR indica que el agua liberada al Atlántico podría alterar la circulación oceánica de una foirma que afectaría directamente a la costa nordeste de Estados Unidos hacia 2100.

Esta costa es especialmente vulnerable a los efectos del deshielo en Groenlandia debido a que la dirección de la circulación oceánica en el Atlántico, que dirige agua cálida desde los trópicos hacia el norte, donde se enfría y desciende para crear una densa corriente de agua fría.

Como resultado de este proceso, el nivel del mar es 71 centímetros más bajo en la actualidad en el Atlántico Norte que en el Pacífico Norte. De modificarse esta circulación, los cambios serían dramáticos.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.