El Príncipe de Asturias, para Jane Goodall

Por su estudio de los monos en Tanzania
(0)
22 de mayo de 2003  

La etóloga británica Jane Goodall, una eminencia en el estudio del comportamiento de los primates, fue galardonada ayer con el Premio Príncipe de Asturias 2003 de Investigación Científica y Técnica.

El trabajo de Goodall es "un trascendental aporte científico para comprender las raíces del comportamiento y la cultura humana", informó el jurado en un comunicado.

Nacida en Londres en 1934, Goodall comenzó a estudiar a los chimpancés en su hábitat natural en Gombe, Tanzania, en 1960. Fue la primera en observar cómo los chimpancés quitaban hojas de las ramas y sacaban termitas de sus montículos de tierra. Esta observación fue un desafío a la teoría de que los humanos eran la única especie capaz de hacer herramientas.

Goodall, de 69 años, descubrió que los chimpancés suelen comer carne y que forman familias duraderas, entre otras revelaciones asombrosas sobre el comportamiento de los monos.

"Los chimpancés tienen un ADN más parecido al de los humanos de lo que la gente cree. Hay similitudes biológicas, emocionales, intelectuales", comentó la bióloga, que ha emprendido numerosas campañas para promover mejores condiciones de vida para los monos.

Goodall, que en 2002 fue nombrada Mensajera de Paz por las Naciones Unidas, adelantó que utilizará el galardón para desarrollar en España y América latina el "Programa humanitario y medioambiental para la juventud", creado por el Instituto Jane Goodall para fomentar el respeto a los seres vivos entre los más jóvenes.

"Abrumada" por la concesión del premio, Goodall rindió tributo a su madre por su apoyo constante, fundamental en su carrera.

"Mi madre me dijo: "Si quieres algo en la vida, has de trabajar duro y no rendirte nunca". Esta es la cosa más importante que les diría hoy a los jóvenes." Entre risas, recordó que su atracción por la jungla y los chimpancés nació durante su infancia, tras la lectura de las aventuras de "Tarzán, el rey de los monos", que se apoderó de su imaginación.

El galardón de Goodall es el cuarto de los ocho Premios Príncipe de Asturias 2003, dotado con 54.500 dólares y una escultura del artista español Joan Miró, que se entregarán en octubre próximo en la ciudad asturiana de Oviedo.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.