En Europa, unas 60.000 personas mueren al año por la contaminación en el aire

La calidad del agua potable es otro motivo de preocupación en un estudio sobre medio ambiente
(0)
12 de mayo de 2003  • 08:49

GINEBRA. - Alrededor de 60.000 personas mueren cada año en Europa a consecuencia de una prolongada exposición a las partículas contaminantes que se encuentran en el aire, revela un informe sobre el medio ambiente en Europa divulgado hoy en esta ciudad.

La calidad del agua potable es otro motivo de preocupación en el estudio, que señala que más del diez por ciento de la población de la Unión Europea está potencialmente expuesta a consumir agua con un contenido contaminante que "excede el nivel máximo permitido".

Precisa que las fuentes de agua en varias regiones de Europa están bajo la amenaza de diversas actividades humanas como la agricultura, que representa el 42 por ciento del total de consumo de agua, y la industria, con un 23 por ciento.

Sólo el 18 por ciento del agua se destina al consumo humano y otro 18 por ciento, a la generación de energía eléctrica.

El documento menciona que la salud de las personas y de los ecosistemas está amenazada en Europa central y oriental por el agua con contaminantes orgánicos e inorgánicos, y metales pesados, en concentraciones superiores a las permitidas por las normas internacionales.

Desechos industriales y residuos domésticos

Al respecto, el director ejecutivo de la Agencia Europea para el Medio Ambiente (AEMA), Gordon McInnes, afirmó que las políticas medioambientales adoptadas en Europa con el fin de reducir la producción de desechos y la presión sobre los recursos del mar y la tierra no han sido eficaces.

Por el contrario, "la producción de desechos y la utilización de los recursos naturales aumenta cada vez más" declaró el representante de la AEMA durante la presentación del informe en Ginebra.

En Europa occidental, la cantidad de desechos industriales aumenta desde mediados de los noventa y equivale, en promedio, a 3.8 toneladas anuales por habitante.

En Europa central y oriental, cada persona produce 4,4 toneladas de desechos, mientras que en los países del Cáucaso y Asia Central -también considerados en el estudio- llega a 6,3 toneladas por habitante.

En cuanto a residuos domésticos, cada europeo produce alrededor de 415 kilos por año. Islandia es el país que produce más basura de este tipo con 685 kilos por habitante, contra 105 kilos de una persona en Uzbekistán.

En Estados Unidos y Rusia el aumento en la producción de desechos domésticos ha superado al de Europa occidental en las últimas dos décadas.

Así, mientras en Europa aumentó 38 por ciento, en Estados Unidos lo hizo en 43 por ciento, mientras que en Rusia el incremento fue espectacular: 127 por ciento.

En cambio, los japoneses fueron los más limpios entre los países industrializados, con un incremento de generación de basura de sólo 16 por ciento en el mismo periodo.

El consumo de energía

Por otro lado, McInnes mencionó que el consumo de energía en el transporte y las emisiones de gases que contribuyen al efecto invernadero aumentan "en similar proporción al tráfico de automóviles".

El representante de la AEMA dijo que como consecuencia de la creciente demanda de transporte terrestre y aéreo, los problemas de este sector se han convertido "en el punto central de la agenda del desarrollo sostenible de Europa".

Esta preocupación no sólo implica a los países de la Unión Europea, sino también a los de Europa central y oriental, donde los niveles de motorización han aumentado en 61 por ciento en la década pasada.

El informe fue preparado con motivo de la conferencia ministerial que, bajo el título "Un Medio Ambiente para Europa", realizará la Comisión Económica de las Naciones Unidas para Europa del 21 al 23 de mayo en Kiev, Ucrania.

Fuente: EFE

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.