Según un estudio del hospital Durand. En los chicos, la panza aumenta el riesgo de diabetes