Según una encuesta: entre las adolescentes argentinas. Es muy bajo el uso de anticonceptivos