La consumen unos 350.000 argentinos. Inhalar cocaína eleva el riesgo de sida