La muerte súbita puede prevenirse

Para eso, hay que actuar en los primeros tres minutos desde el colapso; hay casos registrados desde los cinco años
Nora Bär
(0)
17 de diciembre de 2009  

Un síncope o una lesión durante la actividad física puede poner en juego la vida de un chico... en tres minutos. Ese es el tiempo en el que habrá que poner en práctica las maniobras de resucitación cardiopulmonar para evitar la muerte súbita.

Como es improbable que el servicio de emergencias llegue en ese mínimo lapso, la Asociación Metropolitana de Medicina del Deporte (Ammdep), en conjunto con la Federación Argentina de Cardiología, la Sociedad de Cardiología de Buenos Aires, el Centro de Alto Rendimiento Deportivo y el Instituto de Investigaciones Cardiológicas de la Facultad de Medicina de la UBA acaban de recomendar que todo el personal docente y no docente de colegios, centros deportivos y colonias esté entrenado para poder prevenir la muerte súbita vinculada con la actividad física.

"No tenemos registros locales -explica el doctor Héctor Kunik, presidente de la Ammdep-, pero la literatura médica muestra que en los Estados Unidos, por ejemplo, se produce un caso de muerte súbita en niños cada tres días. El 83% corresponde a varones."

Uno de los síntomas más significativos es el síncope, que ocasiona una pérdida de conocimiento que puede recuperarse espontáneamente. "Sin embargo, hay que consultar de inmediato con el médico y deben agotarse todos los medios para averiguar cuál fue la causa -advierte Kunik-. Esto no significa que la actividad física sea nociva -aclara-. Le ocurre a individuos predispuestos."

Entre los problemas que pueden llevar al síncope o a la muerte súbita figuran los trastornos cardiológicos, pero también los respiratorios, como el asma mal tratada, los ambientales, como el golpe de calor, y enfermedades como la rabdomiolisis, que produce la destrucción del músculo esquelético. "La literatura también incluye un cuadro llamado commotio cordis , producido por el impacto de un objeto contundente en el centro del pecho -explica Kunik-, que en un chico puede ser fatal si tiene el tórax muy finito y si se produce en cierto momento del ciclo cardíaco."

Los casos de este cuadro que frecuentemente deja sin respuesta hasta a los propios médicos se registran desde los cinco años en adelante, pero muchos pueden revertirse si se conocen las maniobras que deben realizarse en esos tres minutos críticos. "Desde 2004 se incrementó notablemente la sobrevida gracias a la utilización de técnicas de resucitación cardiorrespiratoria y de desfibriladores", detalla Kunik.

Según las indicaciones de la Ammdep, toda institución educativa o deportiva debe poseer un plan escrito para la atención de emergencias, actualizado y practicado en simulacros realizados al menos una vez por año.

Por: Nora Bär
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.