La OMS planea enviar un equipo sanitario a Taiwan

Allí la epidemia crece rápidamente
(0)
4 de mayo de 2003  

HONG KONG (The New York Times).- El síndrome respiratorio agudo y severo (SARS) parece estar extendiéndose en Taiwan tan rápido, o incluso más rápido, que en China continental, lo que ha obligado a la Organización Mundial de la Salud (OMS) a planear el envío de un equipo de expertos a pesar del riesgo de aumentar las tensiones diplomáticas con Pekín.

Taiwan anunció la confirmación de 11 nuevos casos de SARS, lo que eleva el total de pacientes confirmados a 100, número que se ha triplicado en los últimos diez días. Ayer, cinco personas murieron a causa de la enfermedad en Taiwan, lo que eleva a ocho el número de muertes por SARS ocurridas en esa ciudad.

El Centro de Control de Enfermedades taiwanés informó que los médicos estaban investigando 97 casos sospechosos y otros 287 posibles adicionales.

La OMS planea enviar un equipo de epidemiólogos la semana próxima a Taiwan, el primero que visita la isla en al menos dos décadas, señaló un vocero de esa organización sanitaria.

Por años, Taiwan ha realizado gestiones para integrarse a la OMS, pero sus intenciones han sido frustradas por la fuerte oposición de Pekín, que ha considerado la isla como una provincia renegada desde la guerra civil china que terminó en 1949. Dos semanas atrás, cuando el Departamento de Salud taiwanés llevó adelante un simposio sobre SARS, intentó y falló en su intento de persuadir a la OMS de que envíe una representación.

Pero la diseminación del SARS en Taiwan justifica tanto por razones médicas como humanitarias el envío de un equipo ahora, señalo Dick Thompson, vocero de la OMS. "Si el SARS es una amenaza en todos lados, entonces es una cuestión de seguridad sanitaria global", agregó.

En Pekín, las autoridades sanitarias dijeron que el número de nuevos casos reportados hablan de una estabilización del brote, aun cuando los expertos internacionales dicen que la información sobre los pacientes es insuficiente como para llegar a esa conclusión.

Toronto, bajo la lupa

En un esfuerzo por mejorar el monitoreo de la epidemia, la OMS pidió ayer a las naciones que no sólo reporten el número de casos de SARS sospechosos o confirmados, sino que además informen dónde se ha producido la enfermedad, su cadena de transmisión y cómo se estableció contacto con los pacientes.

Supuestamente los países deberían estar reportando este tipo de información a la OMS. Pero muchos de ellos no lo han hecho, en parte debido a que los trabajadores de la salud han estado abocados a reportar otros detalles de la epidemia, dijo el doctor David L. Heymann, director ejecutivo del Programa de Enfermedades Infecciosas de la OMS.

El resultado es que la organización con sede en Ginebra, Suiza, no conoce la fuente de la mayoría de los casos de SARS que han sido importados a Estados Unidos y muchas otras naciones.

Hasta ayer, 29 naciones y Hong Kong habían reportado 6234 casos de SARS y 435 muertes, con un tasa de mortalidad del 6,9 por ciento. China y Hong Kong han reportado la gran mayoría de los casos. Casi todos los demás países han reportado menos de 10, que han sido importados de otras naciones.

Lo que ha despertado la preocupación de la OMS es que Irlanda reportó el viernes un nuevo caso probable: una mujer que habría regresado recientemente de Ontario, Canadá, y permanecido una noche cerca del aeropuerto de Toronto.

El caso es significativo en parte debido a que Toronto fue retirado esta semana de la lista de lugares que la OMS recomienda no visitar -una designación ante la cual las autoridades canadienses se quejaron abiertamente-. El doctor Heymann señaló que el criterio epidemiológico para retirar a Toronto de la lista fue que Canadá no había reportado recientemente ningún caso de SARS.

"No creemos que la recomendación haya sido retirada demasiado pronto", dijo Heymann. Pero agregó que si se determina que la mujer en Irlanda contrajo el SARS en Canadá, la OMS "reconsiderará su primera recomendación".

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.