Lanzaron el plan "Argentina camina"

Busca estimular hábitos saludables
Darío Palavecino
(0)
25 de noviembre de 2006  

MAR DEL PLATA.- La mañana era ideal para recostarse a tomar sol sobre la arena e, incluso, hasta para animarse con algún chapuzón en el mar. Pero el entusiasta grupo prefirió desandar la rambla a paso lento pero sostenido, acompañando la presentación oficial el plan nacional "Argentina Camina" con el que se apunta a intensificar la actividad física de la población y así reducir los índices de enfermedades derivadas del sedentarismo.

La iniciativa del Ministerio de Salud de la Nación llega luego de resultados de la Encuesta Nacional de Factores de Riesgo, que confirmaron que el 46% de la población argentina realiza poca actividad física y registra altos índices de hipertensión, diabetes y sobrepeso, todas condiciones asociadas al sedentarismo.

"Perdemos calidad y cantidad de vida por sedentarismo y exceso en la ingesta de alimentos", señaló el titular de la cartera sanitaria, Ginés González García, que desde aquí alentó a la comunidad a dedicarse media hora diaria de caminata o, al menos, elegir aquellas opciones de desplazamiento que puedan beneficiar al organismo.

El lanzamiento del plan se realizó en el complejo Auditórium y tras el acto formal los funcionarios se trasladaron hasta la rambla, donde junto a casi un centenar de personas iniciaron una caminata que intenta marcan un sendero a seguir por el resto de los habitantes del país.

Esta primera experiencia marplatense se trasladará ahora a distintos puntos del territorio nacional con acciones publicitarias orientadas al público en general.

"Va a caminar poco porque vino con traje y zapatitos finos", bromeó el intendente local, Daniel Katz, en referencia a González García, que dejó a un lado el saco y la corbata y recorrió a pie algunos cientos de metros del paseo que va desde el Casino Central hasta el hotel Provincial.

Los gestores del programa aseguran que tan solo con media hora de ejercicio físico se puede reducir hasta en un 70% el riesgo de contraer enfermedades. Por eso alientan a un cambio de conducta que incluya la caminata o la bicicleta como alternativas de transporte y optar por las escaleras en lugar de los ascensores.

A ello suman los planes para dejar de fumar, alimentación saludable y el compromiso de los municipios de generar espacios debidamente equipados que permitan la realización de ejercicios en espacios públicos.

González García se mostró preocupado no sólo por el sedentarismo de los adultos sino por las conductas actuales de los niños, más tentados por la computadora y los juegos electrónicos que por los deportes al aire libre. "Los chicos se mueven cada vez menos", advirtió. Además resaltó que las mayoría de las enfermedades derivadas de la falta de ejercicio físico son prevenibles "tan solo con un cambio en los hábitos de vida".

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.