Las mejores decisiones se toman "consultando con la almohada"

El cerebro analizaría mejor las opciones cuando lo hace en forma inconsciente
(0)
18 de febrero de 2006  

Consultarlo con la almohada: ésa parece ser la mejor estrategia a la hora de tomar una decisión importante -como comprar un auto o una casa- que requiere el análisis de una multiplicidad de factores. Según psicólogos sociales holandeses que han acuñado la teoría de la "deliberación sin atención", el cerebro posee una capacidad mucho mayor de análisis cuando trabaja en forma inconsciente.

"A diferencia de la deliberación consciente, que posee una reducida capacidad [de análisis] y que puede llevar a las personas a tomar en cuenta sólo un conjunto irrelevante de información al decidir, el pensamiento inconsciente, o pensamiento sin atención, puede conducir a buenas elecciones", escribió en la revista Science Ap Dijksterhuis, del Departamento de Psiquiatría de la Universidad de Amsterdam, Holanda.

El investigador, para quien el pensamiento sin atención es aquel en el que "la deliberación se realiza en ausencia de atención consciente sobre el problema", llegó a esa conclusión tras realizar diversos experimentos en los cuales los participantes debían elegir entre diversos autos cuál comprar. Para tomar esa decisión, contaban con la descripción de 12 características -designadas como positivas o negativas-, como el consumo de combustible por kilómetro.

Entre quienes eligieron qué auto "comprar" luego de analizar conscientemente las 12 características, sólo el 25% eligió el mejor auto. Pero más de la mitad de los que tras pasar revista a los atributos fueron sometidos a actividades distractivas, como resolver anagramas, acertó con su elección.

A diferencia del pensamiento consciente, escribió Dijksterhuis, "la deliberación sin atención no posee una capacidad pobre. Es más, ha sido demostrado que, durante el pensamiento inconsciente, grandes cantidades de información pueden ser integradas en un juicio evaluativo sumario".

Y agregó: "Aunque los pensadores conscientes tienen una mayor capacidad de realizar la mejor elección entre productos simples (guantes o toallas), los pensadores inconscientes son más proclives a realizar la mejor elección ante productos complejos".

Un estudio provocativo

"Son experimentos elegantes con un diseño muy sencillo y cuyos resultados saltan a la vista", dijo sobre los estudios de Dijksterhuis el psicólogo Timothy Wilson, de la Universidad de Virginia, en un comentario publicado también en Science. Pero no todos los investigadores coinciden con el enfoque teórico empleado en el estudio.

Para el doctor Facundo Manes, director del Instituto de Neurología Cognitiva (Ineco), "aunque los estudios tienen la ventaja de que parten de situaciones de la vida real, lo hacen desde un solo punto de vista, el de la psicología social, ignorando los aportes de la neurobiología".

"El estudio no toma en cuenta los aportes de Antonio Damasio y su teoría de los marcadores somáticos, según la cual la experiencia emocional del procesamiento de la información es la que inconscientemente genera estrategias para resolver problemas en la toma de decisiones", agregó Elisa Pazgon, investigadora experta en funciones ejecutivas de Ineco.

"Estos marcadores somáticos son los que permiten que tomemos en forma inconsciente muchos de las miles de decisiones que tomamos cada día; si tuviéramos que racionalizarlas todas no nos alcanzaría el tiempo", completó Manes.

"El trabajo ignora esa literatura científica, pero aun así es provocativo. Creo que su mayor mérito es plantear el asunto en Science, como para que los neurocientíficos tratemos de corroborar su hipótesis desde modelos biológicos."

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.