Viceversa. Lento, pero seguro