Viceversa. Lo pequeño es hermoso