Trabajo de investigadores argentinos. Logran que células vegetales puedan vivir atrapadas en vidrio