Según un artículo que se publica en la revista científica Nature. Los elefantes, capaces de aprender vocalizaciones