Según el primer atlas sobre salud y medio ambiente de la OMS. Mueren tres millones de niños por la falta de agua potable