El descubrimiento se publica hoy en la revista Nature. Nuevos fósiles cuestionan la evolución lineal del ser humano