Opciones para todos los gustos

(0)
5 de diciembre de 2001  

No todas las personas tienen las ganas o las condiciones físicas para realizar actividades intensas. Incluso estas prácticas pueden llevar a situaciones de stress o frustración que conviene evitar. En estos casos, es ideal optar por técnicas como yoga, eutonía o tai-chi-chuan.

Al respecto, la licenciada María Lanata, especialista en técnicas psicorporales y directora de Río Abierto, explica que mientras que "las actividades físicas tradicionales actúan sobre el cuerpo físico, hay actividades como yoga, eutonía y bioenergética que aportan también trabajos sobre emociones, psiquis y espíritu y producen cambios más integrales, sin descuidar el aspecto físico".

Control médico

Los chequeos médicos para realizar ejercicios dependerán de la actividad, la edad y el estado físico. Cualquiera que sea la edad, hay que realizar una consulta con el traumatólgo. En mujeres sanas, con un control clínico y análisis de sangre y orina anual es suficiente hasta los 45 años. El hombre debe controlarse desde los 40, con un electrocardiograma y a veces una ergometría, para detectar los niveles de esfuerzo máximo.

El profesor Ambrosoni recomienda que aquellas mujeres mayores de 35 años que se entrenen con miras a bajar de peso, se realicen un control de tiroides, "para evitar que se embarquen en actividades que por más intensas que sean, sin un tratamiento indicado nunca darán resultado".

Ahora que llega el verano, quienes viajan a las playas sin ninguna preparación física deberán moderarse para evitar las frecuentes lesiones musculares. En la arena, los músculos se estiran bruscamente. Además, se debe consumir abundante agua, para que el corazón no tenga que esforzarse.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.