Presentaron el satélite Saocom 1

Ante expertos extranjeros, en Córdoba
Ante expertos extranjeros, en Córdoba
(0)
28 de junio de 2002  

CORDOBA.- A fines de 2004, con un cohete lanzado probablemente desde un país ubicado en los límites de los continentes europeo y asiático, será puesto en órbita un nuevo satélite: el Saocom 1. Cuando eso ocurra, la Argentina habrá terminado de dar un paso muy grande que la colocará en la primera línea de la tecnología satelital mundial, al inaugurar una nueva generación de artefactos de observación de la Tierra basados en la tecnología de radar.

En el Centro Espacial Teófilo Tabanera de la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (Conae), en Falda del Carmen, en el pie de sierra cordobés, reinaba ayer completa confianza en cuanto a que el proyecto aprobará con muy buena nota el examen decisivo, el de la Revisión Preliminar de Diseño.

El comité de expertos encargado de la evaluación se expedirá en un par de semanas, pero se da por descontado que será ampliamente favorable. Las sesiones contaron con la presencia y participación de representantes de la NASA, la Agencia Espacial Europea y los entes espaciales de Francia y Brasil.

La Misión Saocom es el emprendimiento más ambicioso que tiene en marcha la Conae, en sociedad con el Centro Espacial de Lieja, Bélgica, y de la Agencia Espacial Italiana. Lo certificó el representante belga, doctor Claude Jamar, en diálogo con los periodistas: "Cuando comenzó la crisis actual en la Argentina nuestro gobierno nos preguntó si "continuamos o paramos aquí". Se decidió seguir adelante. Es bueno que se sepa que creemos que el nivel tecnológico de este país es muy alto".

El nuevo satélite "brindará prestaciones que la oferta internacional hoy no tiene disponibles", precisó el ingeniero Raúl Fernando Hisas, gerente de proyectos de la Conae. Y subrayó que el Saocom "es un desarrollo argentino".

Su novedad es el sistema de radar de apertura sintética (SAR), que "sintetiza una antena muy compleja y grande a través de un sistema informático".

El satélite pesará una tonelada y media. Puesto en órbita, colaborará en la prevención y monitoreo de desastres naturales o relevamientos de usos de la tierra, bosques y minería, entre otras utilidades.

En el Saocom, además de la Conae, participan Invap, sociedad estatal con sede en Bariloche; la Comisión Nacional de Energía Atómica; el Instituto Argentino de Radioastronomía; la Comisión de Investigaciones Científicas y Técnicas de las Fuerzas Armadas, y las universidades nacionales de La Plata y Córdoba. Asimismo, empresas argentinas serán incorporadas como proveedoras locales de distintos componentes.

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.