El Instituto Médico Howard Hughes los distinguió por su calidad. Quince científicos locales ganaron subsidios por 6 millones de dólares