Por primera vez: un banco local, único en América latina, obtuvo y preservó las células. Realizaron dos trasplantes exitosos de células sanguíneas de cordón umbilical