Investigadores argentinos. Regeneran un corazón dañado por un infarto