En el sistema solar. Titán y la Tierra, los elegidos