Turismo y naturaleza

(0)
11 de mayo de 2003  

"Claro que es muy interesante conocer nuevos lugares y entrar en contacto con la naturaleza, pero hay que tomar recaudos. Por ejemplo, contar con un buen guía", afirma la doctora Rosa Aurora Alvarez Plascencia, jefa de la Unidad de Formación y Acreditación de Guías Especializados en Turismo de Aventura y Orientado hacia la Naturaleza de la Universidad de Guadalajara, México.

La especialista agrega que la Secretaría de Turismo de su país trabaja para contar con guías bien formados. "El turista -indica- debe conocer qué calzado, ropa o accesorios necesita, saber a qué terreno se expondrá, y el guía debe acercarle un cuestionario para conocer su estado de salud. Si la excursión implica un esfuerzo importante, no está mal que realice antes un examen médico cardiovascular, ortopédico y antropométrico, y lo principal es tomarlo como disfrute, no como competencia."

Entre las habilidades de un buen guía de turismo de aventura está ser capaz de llevar tanto a quienes tienen buena condición física como a quienes no, cada uno a su ritmo.

¿Y qué pasa si hay un accidente? "En países donde el turismo aventura tiene más desarrollo, como Nueva Zelanda, Australia, EE.UU. o algunos europeos, nadie sale sin estar asegurado, y lo mismo pasa en carreras de deporte aventura", indica Daniel Pavarotti, deportista amateur y titular de Seguros Especiales.

Pavarotti dice que estas aseguraciones no elevan demasiado el costo de un paseo o excursión y que de este modo se garantizan rescate y atención médica inmediatos. "Si dos amigos van de viaje y a uno de ellos le pasa algo subiendo una montaña, al que se lastimó ¿quién lo baja?-ejemplifica-. Intervenir en el momento oportuno y contar con rescatistas y un helicóptero puede ser la diferencia entre la vida y la muerte."

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.