Lo consideran una herramienta ideal por su simplicidad. Un autotest permite saber si el asma está bien controlada