Un ratón para estudiar el síndrome de Down

Podría contribuir a nuevos tratamientos
Podría contribuir a nuevos tratamientos
(0)
24 de septiembre de 2005  

LONDRES (EFE).– Científicos británicos crearon un ratón con genes humanos que permitiría desarrollar nuevos tratamientos para los problemas que afectan a quienes sufren el síndrome de Down y trastornos similares.

Un equipo dirigido por Victor Tybulewicz, del Instituto Nacional de Investigaciones Médicas del Reino Unido, y Elizabeth Fisher, del University College de Londres, consiguió crear un ratón que reproduce las condiciones del organismo humano, Science.

Las personas sanas tienen 23 pares de cromosomas y el síndrome de Down se produce cuando el individuo hereda por error un duplicado del cromosoma 21, material genético excedentario que interactúa con otras partes del genoma humano y causa dificultades de aprendizaje, ataques cardíacos y mayor susceptibilidad a la leucemia o el Alzheimer.

La investigación del síndrome de Down se ha visto obstaculizada por la falta de modelos animales adecuados, ya que los genes que se encuentran en el cromosoma 21 están repartidos por varios cromosomas en los roedores.

Sin embargo, los científicos británicos insertaron un cromosoma 21 humano en células troncales embriónicas de un ratón, que luego inyectaron en embriones de roedores.

Algunos de estos embriones se convirtieron en ratones portadores de hasta un 92% del cromosoma humano.Bautizados TCl, estos ratones tienen un aspecto totalmente normal, pero muestran anomalías cardíacas y fallas de memoria y aprendizaje y anomalías cardíacas similares a los que caracterizan a las personas afectadas por el síndrome de Down.Stylianos Antonarakis, de la Universidad de Ginebra, calificó de totalmente novedoso el logro de los científicos británicos, ya que hasta ahora ningún ratón tenía esos defectos cardíacos.

Richard Reeves, de la Universidad Johns Hopkins de Baltimore (EE.UU.), afirmó que el impacto sobre la investigación del síndrome de Down será enorme.La hazaña de los científicos británicos ayudará además a saber más sobre otros desórdenes de los cromosomas, conocidos como aneuploides.

Así, el síndrome de Edwards, provocado por tres copias del cromosoma 18, o el de Patau, causado por un triple cromosoma 13, origina la muerte antes de los cinco años. Según Tybulewicz, la nueva tecnología "puede ser crucial para comprender ese complejo síndrome humano".

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.