Una red para aunar esfuerzos

(0)
24 de agosto de 2001  

Dar el puntapié inicial para el desarrollo de una red que conecte a investigadores de todo el país que estudian y trabajan sobre la relación entre pobreza y desarrollo mental infantil fue uno de los objetivos, sino el principal, del encuentro que se realizó ayer en el Cemic, y del que participaron más de 200 especialistas en el tema.

"Hay mucha gente trabajando sobre pobreza y desarrollo mental en la Argentina, pero no todos conocemos los trabajos del otro -dice el doctor Sebastián Lipina, de la Unidad de Neurobiología Aplicada (Cemic-Conicet)-. La idea es utilizar para ello Internet, que nos permite estar conectados a muy bajo costo."

La Fundación Conectar y la Unidad de Neurobiología Aplicada -dirigida por Jorge Colombo e integrada también por María Inés Martelli y Beatriz Vuelta- son los propulsores de esta Red Nacional de Grupos de Investigación e Intervención en Pobreza y Desarrollo Mental Infantil.

La dirección electrónica para comunicarse con sus integrantes es lipina@pruna.gov.ar .

De padres e hijos

Estimulación: que las madres (y los padres también) les canten a sus hijos desde pequeños, los miren, les sonrían y les hablen son formas caseras -siempre las mejores- para estimular su desarrollo mental.

Juguetes: deben ser los adecuados para la edad del chico. Aquellos hipersofisticados muchas veces pueden ser inadecuados en etapas en las que el niño necesita cosas básicas, como ejercitar el tacto, la vista o el oído; además, no siempre estimulan la inteligencia y el razonamiento.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?