Una travesía de diez años a los confines del sistema solar

En 2006 partirá una nave a Plutón
(0)
30 de enero de 2002  

NUEVA YORK (The New York Times).- En 1991, el Servicio Postal de los Estados Unidos emitió una serie de estampillas en conmemoración de la exploración espacial norteamericana. La estampilla de Plutón consistía en la pintura de un disco grisáceo con una suerte de pedido de disculpas debajo: "Todavía no explorado".

Plutón, el planeta más pequeño y más lejano del sistema solar, es todavía el único que no ha sido visitado por una nave espacial. En los 72 años que han transcurrido desde que Clyde W. Tombaugh, un astrónomo del Observatorio Lowell, en California, vio un punto luminoso en una de sus láminas fotográficas, Plutón sigue siendo eso: un punto de luz. Los telescopios terrestres no son lo suficientemente potentes como para obtener detalles de su superficie.

Por eso los científicos planetarios desean desesperadamente poder echarle una mirada más cercana a Plutón, y los planes de la NASA de enviar una misión están en marcha, al menos por el momento.

Después de haber cancelado sus propios proyectos en septiembre de 2000, en noviembre último la NASA eligió un equipo conducido por el Southwest Research Institute y el Laboratorio de Física Aplicada de la Universidad Johns Hopkins para diseñar, construir y operar una misión de reconocimiento de Plutón a un costo de 546 millones de dólares.

La última oportunidad

Hace tan sólo una década, Plutón era considerado simplemente un objeto extraño en la periferia del sistema solar que no despertaba mucho interés científico.

Después de años de explorar la región más cercana del sistema solar y los gigantes gaseosos, "ésta es una misión para hacer un reconocimiento de la tercera región geográfica del sistema solar -dijo el doctor Stern, principal investigador de la misión-. Plutón ha pasado en términos de importancia científica desde el pie de página al centro de la escena."

Bautizada con el nombre Nuevos Horizontes (New Horizons), la nave espacial partirá en enero de 2006 y viajará hasta su destino: la exploración de Plutón, su luna llamada Charon y un par de objetos del Cinturón de Kuiper (un anillo de rocas glaciales que se encuentran más allá de la órbita de Neptuno y que no alcanzaron a unirse para formar un planeta).

Nuevos Horizontes quizá sea la última oportunidad de explorar Plutón por un buen tiempo. Después de 2007, Júpiter cambiará su posición actual, en la que provee a la nave espacial una conveniente y gratuita catapulta gravitacional . Una trayectoria directa hacia el planeta resultaría probablemente más lenta y requeriría una tecnología de propulsión más nueva, y por lo tanto más riesgosa.

Otro aspecto que también preocupa a los científicos es que, si se sigue demorando la misión, habrá mucho menos para ver cuando se llegue finalmente a destino. Plutón se encuentra en la parte más externa de su órbita elíptica, y a medida que su temperatura (ahora entre 237° y 223° bajo cero) baja, su tenue atmósfera se congela literalmente y cae sobre la superficie. Los modelos computacionales difieren sobre cuándo se producirá este congelamiento, pero muchos estiman que el aire de Plutón habrá desaparecido en 2020.

De todos modos, el doctor Stansberry, del Observatorio Steward, no está seguro. Sus cálculos indican que la estructura de nitrógeno helado de la superficie cambiará a una forma diferente que no irradiará calor tan fácilmente. "Simplemente se enfriará más rápidamente a partir de ese punto", afirmó. La atmósfera se volverá más delgada, pero no colapsará.

Pero si llegase a congelarse, permanecería así hasta 2200, cuando la órbita de 248 años de Plutón se acerque lo suficiente al Sol como para que la atmósfera se transforme nuevamente en vapor.

Además, el planeta está entrando en una extendida oscuridad, de la misma manera en que la Antártida entra todos los años en una noche de seis meses. Como el eje de Plutón está volcado sobre uno de sus lados, la oscuridad envolverá la mayoría del hemisferio sur, colocándola fuera de la vista por décadas.

Con dos cámaras, una de amplio espectro y un analizador de átomos y moléculas de la superficie del planeta, se estima que Nuevos Horizontes alcanzará a ver Plutón en 2016.

Plutón, un vestigio fósil

Plutón recientemente ha sido objeto de una batalla entre quienes sostienen que debe ser incluido entre los objetos del Cinturón de Kuiper y aquellos otros que atacan cualquier intento de quitarle el status de noveno planeta del sistema solar.

El debate giraba en torno de qué significa ser un planeta y qué no, un concepto que no cuenta con una definición muy precisa.

Pero más allá de la semántica, los científicos planetarios se interesan por Plutón porque, al igual que los cometas, se cree que está formado en gran medida por el mismo material que el primordial sistema solar.

Junto con los cientos de integrantes del Cinturón de Kuiper, Plutón representa un "vestigio fósil" del proceso de creación de los planetas, dijo el doctor S. Alan Stern, director de estudios espaciales del Southwest Research Institute, en Colorado, Estados Unidos. "Allí tenemos, por algunas razones que aún no comprendemos, un lugar donde la formación de planetas se detuvo a mitad de camino".

Plutón también aparece como un primo cercano de Tritón, una de las grandes lunas de Neptuno, y algunos sostienen la hipótesis de que otros cuerpos grandes como Plutón aún permanecen escondidos fuera del Cinturón de Kuiper.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?