Una vacuna argentina para un mal del campo