Causadas por el rotavirus, su incidencia aumenta en los meses de frío. Ya pueden prevenirse las diarreas graves