Antecedentes

(0)
19 de diciembre de 2009  

Existen numerosos planes de asignación familiar por hijo presentados por Elisa Carrió, la CTA y la Iglesia Católica que proponían equiparar el derecho a la asignación familiar a todos los niños menores de 18 años, independientemente de la condición económica, social o laboral de sus padres.

Daniel Arroyo llevó esta idea a la práctica en la provincia de Buenos Aires. Allí, alrededor de 45.000 chicos de hasta 6 años de 39 municipios recibieron su asignación universal. "La gente presentaba la partida de nacimiento, la cruzábamos con la base de datos y se les entregaba una tarjeta del Banco Provincia." La evaluación de la utilización de los fondos mostró que iban dirigidos a comprar carne, verdura, lácteos, galletitas dulces y yerba.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.