Cuarentena: solidaridad y egoísmo, dos reacciones posibles ante la incertidumbre

Frente al miedo, las respuestas pueden ser diversas. Por eso, los especialistas coinciden en que es necesario actuar en forma colectiva y construir una solidaridad social como red protectora.
Frente al miedo, las respuestas pueden ser diversas. Por eso, los especialistas coinciden en que es necesario actuar en forma colectiva y construir una solidaridad social como red protectora.
Teresa Sofía Buscaglia
(0)
20 de marzo de 2020  • 12:13

En poco tiempo, el coronavirus cambió al mundo para siempre y alteró por completo las rutinas de la humanidad , a fuerza de poder de contagio y la falta de una cura. Hoy, la única manera de enfrentarlo es el aislamiento , una situación que genera las más diversas reacciones. La solidaridad y el egoísmo se muestran de forma descarnada : médicos que trabajan sin descanso versus farmacias que aumentan el alcohol en gel un 300%, personas que no respetan la cuarentena y otras que la siguen con conciencia, compradores compulsivos que desabastecen las góndolas y vecinos que se ayudan mutuamente. Luego de la declaración del "aislamiento social, preventivo y obligatorio para toda la población", la situación es aún más crítica.

"Lo que se pone de manifiesto son aspectos centrales del comportamiento humano, que tienen que ver con nuestra reacción ante el peligro y la incertidumbre . Si bien somos seres sociales, tenemos mecanismos de supervivencia implantados en nuestro cerebro a lo largo de la evolución y están diseñados para sobrevivir ante la amenaza", explica el doctor Fernando Torrente, psicólogo y director del Instituto de Neurociencias y Políticas Públicas de la Fundación Ineco. Esta podría ser una primera respuesta a por qué el egoísmo, el "sálvese quien pueda" o la agresión a quien se ve como una amenaza integran las reacciones de individuos que enfrentan el peligro.

De lo que no hay dudas es que los países que están ganando la batalla son aquellos que no subestiman la pandemia y actúan en forma colectiva, con ciudadanos que se cuidan unos a otros . "Tenemos la ventaja -señala Torrente- de que estamos viendo lo que pasó en otros lugares y el aprendizaje es otra de las virtudes humanas. Los argentinos nos dimos cuenta de que la respuesta tiene que ser colectiva, imitando a los que tuvieron buenos resultados antes que nosotros".

Hasta ayer, había empresas que no daban licencias pagas a sus trabajadores, comercios que mantenían sus puertas abiertas y exponían a sus empleados al contagio, gente que desestimaba la gravedad del problema y se escapaba de vacaciones a la costa o pretendía mantener sus rutinas. Incluso, algunos adultos mayores de 65 años, a pesar de su vulnerabilidad, desoían el consejo de extremar cuidados. "La negación es parte del mecanismo de defensa . En estas situaciones, el temor se transforma en miedo y eso desestructura", explica Diana Kordon, presidenta honoraria del Capítulo Salud Mental, Derechos Humanos y Emergencias Sociales de la Asociación de Psiquiatras Argentinos (APSA). Por eso, indica que "los mensajes tienen que ser muy cuidadosos, para no pasar del miedo al pánico".

Antes del anuncio de la cuarentena muchas personas fueron a realizar grandes compras a los supermercados, se vio un desabastecimiento parcial en Buenos Aires.
Antes del anuncio de la cuarentena muchas personas fueron a realizar grandes compras a los supermercados, se vio un desabastecimiento parcial en Buenos Aires. Crédito: Marcelo Manera

Ante la experiencia de la cuarentena, Kordon considera fundamental evitar "la angustia de la soledad" . Recomienda reforzar la comunicación de que esto, así como empezó, va a terminar, y que ya hay países donde la tasa de enfermedad está descendiendo; llamar por teléfono en vez de dejar audios, porque escuchar la voz del otro lado en simultáneo nos hace sentir presentes y cercanos; reunirse virtualmente y verse las caras en la pantalla, aprovechando las ventajas que hoy brindan las redes sociales . "Si uno privatiza el cuidado, se incrementan las vivencias de angustias. En cambio, si lo sentimos como algo colectivo, ahí tenemos la posibilidad de construir una solidaridad social como red protectora ", aconseja.

La negación es parte del mecanismo de defensa. En estas situaciones, el temor se transforma en miedo y eso desestructura.
Diana Kordon, médica psiquiatra y psicoanalista

Al mismo tiempo, también es en estos contextos donde surgen reacciones de generosidad y empatía. "Estoy haciendo home office y lo que me ahorro en transporte deseo donarlo a alguien que lo necesite", le escribe un ciudadano a la ONG Red Solidaria en su cuenta de Instagram. "¿Dónde se pueden donar alimentos para la gente que lo esté necesitando?", pregunta una ciudadana a Cáritas por Facebook. En los barrios, los grupos de vecinos instan a los otros a comprar alimentos en los negocios cercanos, para así ayudar a la economía local, y los médicos ofrecen consultas gratuitas para que la gente no vaya a las guardias y evite el riesgo de contagio. También se impulsó desde las redes bajo el hashtag #ArgentinaAplaude, una campaña de aplausos para apoyar a los médicos, enfermeros y auxiliares en su lucha contra el coronavirus, que se realizó ayer a la noche. La lista de buenas acciones sigue : las editoriales suben libros en formato PDF para que se puedan descargar sin costo, los cinéfilos comparten películas y un teatro porteño como Timbre 4 ya programó para el fin de semana tres de sus obras para ver online . El resto del mundo va por el mismo camino: los museos más famosos ofrecen paseos virtuales, la Ópera Metropolitana de Nueva York, la Ópera de Berlín y la Orquesta de Filadelfia comparten sus conciertos programados en las distintas redes y músicos como Chris Martin y Neil Young hacen apariciones espontáneas en el streaming. En Argentina, Alejandro Lerner y Fito Paez darán también conciertos gratuitos desde sus casas.

La generosidad y el egoísmo son respuestas espontáneas ante el miedo y la incertidumbre , coincidieron todos los especialistas consultados por LA NACION , para quienes la mejor manera de enfrentar a esta pandemia es con una consciencia colectiva , pensando en uno y en los otros a la vez, con un liderazgo que sepa coordinar las acciones en la crisis

"El mensaje del Estado tiene que ser claro, basado en evidencia y a tiempo, y el Gobierno argentino lo hizo, por eso no tuvo rechazo", analiza Mario Pecheny, profesor de Sociología de la Salud e integrante del directorio del Conicet. "Está trabajando con la oposición, con los científicos y la OMS, y eso es lo que lo hace creíble. Es imposible superar esta pandemia si no se trabaja colectivamente", agrega. En "tiempos de incertidumbre", donde la economía, el trabajo y las relaciones interpersonales pierden previsibilidad, Pecheny enfatiza la importancia de "ir día a día, paso a paso y cumplir cada uno con lo que le corresponde".

Con el egoísmo y la violencia como respuestas posibles frente al miedo, y con el pánico de perder lo más básico presionando a los individuos, Kordon insiste en que el abordaje grupal es la vía para contener la situación desde psicológico. " La solidaridad no es algo que se hace por otros sino 'con' otros para resolver un problema. Estamos convocados para eso, acá estará la solución, el problema es en común ", concluye.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.