Desde los primeros meses de vida

Los especialistas señalan que las políticas públicas tienen que poner el foco en los primeros mil días del niño, la lactancia materna y la educación en buenos hábitos alimentarios
Florencia Saguier
(0)
3 de enero de 2015  

El acceso a una alimentación saludable es un derecho básico que en los primeros años de vida cobra un rol trascendente para asegurar un buen desarrollo físico y mental a futuro. Nacer con bajo peso y no recibir los nutrientes adecuados durante los primeros mil días de vida, esos mil días clave que van desde la concepción hasta finalizado el segundo año de vida, deja una cicatriz en cada niño que va a repercutir en su vida para siempre.

"Aun con asignaturas pendientes, las políticas de salud de los gobiernos que se sucedieron en las tres décadas de democracia han coincidido en priorizar la nutrición materno-infantil, esa ventana de oportunidad que en los últimos años ya muchos conocen como la de los mil días críticos o esenciales. Si se compara con los casi 80 años de esperanza de vida que hoy tenemos los argentinos, aquellos mil días apenas representan el 3%. Sin embargo, esa pequeña brecha temporal es la más significativa en términos de intervenciones nutricionales: jamás en la vida se vuelve a crecer, ni la estructura cerebral a desarrollar, ni la conducta alimentaria a formar, ni el sistema inmunológico a consolidar, como se lo hace en esos mil días", explica Sergio Britos, director del Centro de Estudios sobre Políticas y Economía de la Alimentación (Cepea), profesor de la Escuela de Nutrición de la Facultad de Medicina de la UBA y miembro de la red Nutrición 10 Hambre Cero.

Crecimiento, desarrollo de la inteligencia, formación de la conducta alimentaria y del sistema inmunológico son pilares tempranos que se programan según el estado de nutrición y cuidados en salud y ambientales de la madre y el niño en esos mil días. "La lactancia materna no es la única, pero sí quizá la más paradigmática de las intervenciones que deben asegurarse en ese momento de la vida. Cualquier esfuerzo de promoción, preparación, facilitación, legislación protectora, es poco frente a la importancia de que todos los niños que nacen puedan acceder y sostener la lactancia materna, haciéndola exclusiva en los primeros seis meses. A todos los beneficios que siempre se le reconocieron (inmunológicos, especificidad nutricional, gratuidad y apego), la ciencia ha ido agregando otros como que la lactancia es la primera maestra del gusto por la comida saludable (la leche de madres que comen verduras o frutas transmite sabores que inducen una mayor aceptabilidad futura en los niños) o que en un mundo que afronta la epidemia de obesidad, la lactancia es un primer agente de prevención", concluye Britos.

Lactancia materna exclusiva en los primeros 6 meses de vida, fórmulas lácteas adecuadas a partir de los seis meses, incorporación de alimentos de alta calidad nutricional, una mejor educación y promoción de hábitos saludables son factores clave para superar los problemas de malnutrición, así como los son los cuidados higiénicos para prevenir infecciones y el acceso al agua potable.

"Luego de los primeros mil días, los casi 4000 que llegan hasta el fin de la escuela primaria, conforman los siguientes vagones del tren de la buena nutrición y salud: los niños deben crecer en ambientes saludables, con agua potable y cloacas, recibir estímulos positivos, reír, jugar, tener amigos, y en materia nutricional tener al alcance siempre, en la casa y en las escuelas, agua y comida saludable: leche, yogur, verduras y frutas coloridas, pastas duras, arroz y legumbres, y carnes de todo tipo. Y las escuelas deben ser un lugar propio para comer comida saludable y para aprender a gustarla. Esa es la base de una buena educación alimentaria", agrega Britos.

Para Alfredo Kasdorf, secretario de la Red Argentina de Bancos de Alimentos y vicepresidente de la Confederación de la Sociedad Civil, asegurar que todas las personas estén bien alimentadas desde su concepción hasta sus últimos días es el primer paso para que todos tengan las mismas oportunidades. "Es fundamental que nadie tenga comprometida su capacidad para poder aprender, estudiar, capacitarse y desarrollarse a través de un trabajo digno. ¿Cómo es posible que haya hambre en un país que es capaz de producir alimentos para 3 veces más de la cantidad de sus habitantes? Es evidente que el tema por resolver es mucho más complejo", reflexiona Kasdorf, mientras agrega: "Sin embargo contamos como país con enormes recursos propios para resolverlo. También podemos llamarlos capacidades comparativas, pero que si no las ponemos y orientamos todas hacia un mismo objetivo, difícilmente podamos aprovecharlas. En mi opinión eso se logra con voluntad política orientada a que todos los habitantes de nuestro país puedan tener acceso a los alimentos que necesitan para desarrollarse en su plenitud".

Las cifras indican con preocupación que más de la mitad de las muertes infantiles en la Argentina se relacionan con la desnutrición. La pobreza es su causa principal y, también, su principal consecuencia. "La Argentina no escapa a una tendencia mundial de reducción en el número de personas, en especial niños, que pasan hambre y padecen desnutrición aguda (disminución significativa de la masa corporal como consecuencia de una alimentación deficitaria e insuficiente). Estamos cada vez más cerca de la meta de hambre cero . Aun cuando ello no significa que nos acerquemos en la misma medida a la nutrición 10 ", explica Britos.

Lograr los objetivos con las personas y no a través de las personas. Esa es la filosofía de Kasdorf, dirigente social con una larga trayectoria en los bancos de alimentos de nuestro país. "En la Argentina estamos cerca de hacerlo, pero aún no lo logramos. Todavía hay demasiadas personas en situación de pobreza y éste debería ser nuestro primer partido a ganar de un campeonato largo y complejo, que es ganarle a la pobreza. Para ello hace falta que todos nos alineemos hacia el mismo rumbo y para ello se requiere voluntad política: dirigentes políticos, sindicales, empresarios, eclesiásticos y sociales sanos, sin agendas ocultas, que vean cumplidos sus sueños personales a través de generar el real bienestar de sus comunidades. Por último es vital promover el cumplimiento de la legislación ya existente y generar nuevas leyes necesarias para favorecer la buena nutrición", resume Kasdorf.

Los especialistas consultados señalan que para poder alcanzar todos los objetivos mencionados hace falta trabajar con las siguientes consignas: articulación entre las organizaciones sociales, con los sectores públicos nacionales, provinciales y locales, con el sector empresario y la academia para asegurar el buen uso y cumplimiento de las políticas; innovación y profesionalismo de la sociedad civil para crear otras propuestas para resolver el problema y que luego sirvan de base para nuevas políticas públicas, y concientización y participación de toda la población.

"El Estado es el primer garante de un camino hacia una nutrición de calidad y las organizaciones de la sociedad civil pueden ser un canal de articulación de mucha cercanía para que los mil días esenciales y los casi 4000 que le siguen sean el prólogo de mejores ciudadanos", concluye Britos.

DESAFÍOS 2015

  • Erradicar el hambre y la desnutrición aguda en la Argentina en el corto plazo a través de la activa participación de las OSC
  • Alertar sobre la vital importancia de la adecuada nutrición materno-infantil y la estimulación durante los dos primeros años de vida
  • Promover la importancia de la lactancia materna exclusiva durante los primeros 6 meses de vida
  • Educar y capacitar sobre la importancia de una alimentación y estilos de vida saludables
  • Articular los esfuerzos de los actores públicos, privados y de las OSC que se encuentran trabajando en la problemática

5 propuestas para comprometerte durante 2015. ¡Encontrá la tuya!

Bebes sanos

Difundí el mensaje de la Fundación Conin sobre la importancia de una alimentación sana y una estimulación necesaria en los bebes durante los primeros 2 años de vida, www.conin.org.ar

Voluntarios

Anotate como voluntario para clasificar productos en el Banco de Alimentos. También lo podés hacer como actividad de voluntariado corporativo (www.bancodealimentos.org.ar)

Hambre cero

Sumate a la Red Nutrición 10 Hambre Cero (www.nutricion10hambrecero.org) que busca una óptima nutrición de toda la población basada en políticas efectivas logradas a través de la articulación público-privada

Educacion alimentaria

Proponele a los colegios que conozcas que brinden los programas de educación alimentaria de Fundación Educacional para que todos los alumnos sepan en qué consiste tener una nutrición sana(www.educacional.org.ar)

Donación de alimentos

Buscá el hogar, comedor o institución más cercano para donar alimentos o ser voluntario en Rutas Solidarias (www.rutassolidarias.org.ar), Hacer Comunidad (www.hacercomunidad.org/dona), Donde Ayudo (www.dondeayudo.org)

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.