Emprendedores sociales. El padre Mario siempre está presente