Hipocresía mediática: ¿por qué premian a un programa que sigue denostando a la mujer?