Los premios que reconocen las campañas de bien público homenajearon a los padres de Justina