Pasar del miedo a la pasión por las computadoras

Luego de una prueba piloto, el Programa S@rmiento BA empezó a instalarse en las escuelas primarias de la ciudad, poniendo el foco en el acompañamiento a los docentes
(0)
1 de octubre de 2011  

Alexa le escribió una carta a la bruja Guadalupe y Lautaro, la suya al mago Merlín en la que le preguntaba dónde había aprendido a hacer magia. La emoción les recorrió el cuerpo cuando su maestra de 2° grado llegó unos días más tarde con una respuesta para cada uno, así como para el resto de sus compañeros. El problema fue que era en un lenguaje secreto, mágico, incomprensible. Después de un rato de discusiones entre todos llegaron a la conclusión de que quizás ese código encriptado podría llegar a ser descifrado por la computadora. Entonces cada uno de los alumnos empezó a ubicar la hoja de su cuaderno con el código QR frente a la cámara Web de su netbook, para encontrarse con la sorpresa de que era traducido a un texto que ellos sí podían comprender y leer con entusiasmo.

Esta es sólo una de todas las aplicaciones pedagógicas que los docentes de la Escuela Nº 18 Juan Enrique Pestalozzi, de la ciudad de Buenos Aires, están aplicando. Es uno de los seis establecimientos que participaron del programa piloto Proyecto Quinquela y que ya recibieron las netbooks para sus 210 alumnos del Programa S@rmiento BA. Hoy cuenta con un sistema a través del cual docentes y alumnos están conectados por la Plataforma Educando. Esto les permite mandar mensajes, fotos y que cada grado tenga su aula virtual.

"No se trabaja alrededor de la máquina, sino que ésta es una herramienta para el aprendizaje y se incluye en la mayoría de los proyectos. El uso de las máquinas es prácticamente ilimitado desde Internet, para hacer gráficos, juegos didácticos, etc. Por ejemplo los nenes de 1er. grado que utilizan los juegos didácticos mejoraron sus aprendizajes de escritura y matemática", dice Alicia Michillini, directora de la institución.

Desde la escuela reconocen que en un primer momento tuvieron dificultades técnicas y humanas porque estaban quienes sabían lo mínimo indispensable para usar la PC. "Muchas maestros le tenían miedo a la computadora porque ellos necesitan tener un manejo absoluto de los conocimientos para poder transmitirlos y eso no pasaba con las nuevas tecnologías. Entonces cada uno desde su nivel tuvo que ir aprendiendo para poder integrar la computadora a la enseñanza. Fuimos avanzando y aprendiendo sobre el error, pero esto nunca nos paralizó", agrega Michillini.

Otro de los temores de los docentes era que la computadora se transformase en un elemento disruptivo en el aula, cuando lo que se vio en los hechos es que genera mayor concentración y atención en los chicos. "Otro de los temores de los docentes es que los chicos se dispersaran con los juegos en las computadoras y la verdad es que el juego es parte de la dinámica del aprendizaje. La máquina no ocupa un lugar prominente en el aula, pero sí se modificó la dinámica pedagógica porque tiene un eje motivacional insustituible", sostiene Mara Villanueva, coordinadora del Proyecto Quinquela a la vez que resalta que la clave de la iniciativa fue no dejar solo al docente, sino que se armó toda una estructura de contención para acompañarlos, "porque ellos saben de los contenidos, pero no de la herramienta", dice Villanueva.

El universo del Programa S@rmiento BA se extiende a 592 escuelas de enseñanza primaria y alcanza a 160.000 alumnos y sus familias, así como a 16.000 docentes. Su implementación incluye varias etapas interrelacionadas, que comenzaron en mayo de 2010 y continuarán a durante 2011.

La primera fue la puesta en marcha del Proyecto Quinquela en seis escuelas del Distrito Tecnológico. Los principales resultados observados de esta experiencia fueron el entusiasmo de los alumnos, el aumento de la responsabilidad, la disminución de situaciones de violencia, la extensión del aprendizaje fuera del contexto escolar, cambios actitudinales positivos, mejora del clima de trabajo realizado en el aula, aumento del intercambio digital entre los docentes y mayor integración y participación de los padres en la escuela.

Con las lecciones aprendidas, el 23 de junio empezaron a entregar computadoras hasta llegar al día de hoy a 15.000 netbooks escolares entregadas y más de 1800 para docentes en 70 escuelas porteñas.

"Decidimos empezar por escuelas primarias porque la metodología de trabajo en las aulas es más organizada y la tarea pedagógica, más ordenada. Donde nosotros arribamos con la tecnología, antes llegamos desde hace un año con talleres de sensibilización para docentes, directores y supervisores", dice Mercedes Miguel, de la Dirección General de Planeamiento Educativo del Ministerio de Educación porteño.

A partir del anuncio de Conectar Igualdad, el gobierno porteño lanzó su Plan Integral de Educación Digital para poder articular esfuerzos. De esta forma, la ciudad entregará netbooks a las escuelas secundarias estatales a las que todavía no llegó el plan nacional, y también extenderá el beneficio a las escuelas para adultos y los institutos de formación docente. Además, están instalando una red de Wi-Fi que acompaña la entrega de las computadoras.

El presupuesto para esta iniciativa sale del Ministerio de Educación de la ciudad de Buenos Aires y "se creó una Unidad de Proyectos Especiales que nos permitió poder avanzar con mucha velocidad a nivel administrativo y también en términos de presupuesto e implementación", dice Miguel.

En la segunda etapa (del 31 de octubre al 23 de diciembre), y con el fin de permitir el normal desarrollo de las actividades escolares, se pondrá a disposición seis centros de distribución en distintos puntos de la ciudad donde se le entregarán las computadoras a padres, madres, tutores o encargados de los alumnos de primaria de escuelas estatales de la ciudad. En esta etapa, de distribución masiva, se entregarán las 130.000 computadoras restantes alcanzando a cubrir la totalidad de los alumnos de la ciudad de Buenos Aires al 23 de diciembre de este año.

LA LABOR DE LAS ONG

La Fundación Equidad, desde su fundación en 2001 hasta hoy, reacondicionó 8364 computadoras que se donaron entre 855 escuelas y 500 organizaciones sociales y gubernamentales. A su vez, capacitaron a 600 alumnos en tTécnico de PC y hay 400 alumnos cursando los niveles de reparación de PC y redes: www.equidad.org

El programa PibesIBES de la Fundación Bunge y Born surge para brindar capacitación docente y acompañar la iniciativa educativa municipal de Ramallo que contempla la entrega de netbooks para todas las escuelas primarias del distrito a partir de 2010 y hasta 2015: www.fundacionbyb.org

Gracias al Programa Aulas Interactivas de la Fundación Telefónica , 175.000 alumnos hoy tienen acceso a las nuevas tecnologías; se capacitaron a más de 800 docentes; se brindó una cuenta gratuita de acceso a Internet de banda ancha (ADSL) a 446 escuelas en 115 localidades de todo el país, y 164 de estas escuelas recibieron también la instalación de un "aula en redd": www.fundacion.telefonica.com.ar

La Fundación Kine, Cultural y Educativa se centra en la formación de niños, niñas, adolescentes y jóvenes en cuestiones relacionadas con la alfabetización multimedial y la capacitación docente en temáticas vinculadas cona los medios de comunicación/ audiovisual o TICs y su integración en la escuela: www.fundacionkine.org.ar

La Red Comunidades Rurales está elaborando una Guía de Recursos y Buenas Prácticas para el uso de las TIC’s en el ámbito rural: www.comunidadesrurales.org

LOF Proyecto Comunitario, en General Roca (Río Negro), cuenta con un laboratorio multimedia dirigido a la integración de diferentes poblaciones vulnerables: www.log.org.ar

PARA SABER MAS

Programa S@rmiento BA

http:/sarmientoba.buenosaires.gob.ar/

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.