A un año del cierre de Clásica y Moderna las persianas siguen bajas

Varios interesados se acercaron a negociar para tomar la posta del bar cultural, con la mediación del gobierno, pero un año después sigue cerrado
Varios interesados se acercaron a negociar para tomar la posta del bar cultural, con la mediación del gobierno, pero un año después sigue cerrado Fuente: LA NACION - Crédito: Hernán Zenteno
Daniel Gigena
(0)
19 de febrero de 2020  • 00:46

En la página de Facebook de la librería Clásica y Moderna varios seguidores comentan una serie de publicaciones conmemorativas. A un año del cierre del foro cultural creado por la familia Poblet en el centro porteño , hoy las persianas del local todavía siguen bajas. "Durante todo este tiempo, que suena a mucho, se intentaron buscar soluciones para que este emblemático lugar sea reabierto, pero estamos en la Argentina, y como tal, primero había que esperar por las primarias, luego esperar para ver si se confirmaban los números de esas primarias -se lee en el texto publicado el domingo pasado-. Cuando las elecciones dieron sus números finales [...] ya estábamos en diciembre, por lo que había que esperar que pasen las vacaciones. Y el tiempo pasa". El autor del mensaje que oficia a modo de comunicado es Fernando Monod, hermano de la última pareja de la recordada Natu Poblet , Alejandro Monod, quien se encontraba internado al momento de la decisión judicial que hizo cesar las actividades en la librería y bar de Callao 892. Fue el final de un litigio iniciado por una voluminosa deuda con el dueño del local.

Para la familia Monod, la llave para que la librería reabra se encuentra en manos del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. "Sería ideal que el estado sea dueño de la marca y del lugar para luego entregarlo en concesión a posibles interesados en llevar a cabo un emprendimiento comercial que debería seguir ciertos lineamientos con el fin de mantener el espíritu de Clásica", argumenta Fernando Monod. Según él y fuentes del Ministerio de Cultura porteño, durante los últimos meses varios empresarios mostraron interés en la impronta cultural del local. No obstante, las negociaciones aún no llegaron a buen puerto.

Las autoridades del Gobierno de la Ciudad no coinciden con Monod respecto de que la librería debe ser propiedad de la ciudad. "Sabemos que hay diálogo, pero el dueño aún no resolvió", se informó a LA NACION desde el ministerio, que tendió un puente entre los abogados del propietario del local y varios interesados. "Son ellos los que tienen en sus manos el destino de Clásica y Moderna. Como gobierno no tenemos posibilidad de interferir entre privados", se aclaró. Meses atrás, el ministro de Cultura Enrique Avogadro y el entonces presidente de la Comisión de Cultura de la Cámara de Diputados, Daniel Filmus, habían mostrado interés en resolver la situación económico-judicial de la librería donde se dieron cita, a lo largo del tiempo, personalidades destacadas como Manuel Mujica Lainez, Ana María Shua, Santiago Kovadloff, David Viñas y María Esther de Miguel , entre tantas otras.

Desde Cultura se hizo saber que sigue firme tanto el deseo de los funcionarios de que la librería reabra como la voluntad de acompañar a los nuevos encargados del tradicional "bar de libros". Se mantienen las promesas de una fiesta de reinauguración, de programación cultural y de incluir a Clásica y Moderna como sede de actividades en la agenda de la ciudad.

"Si lográramos una gran adhesión de parte de los vecinos, si pudiéramos conseguir apoyo, y no hablo de la parte económica, y contactar en forma directa con el jefe de gobierno Horacio Rodríguez Larreta, estimo que se podría reabrir en el corto plazo", se ilusiona Monod, que hizo además una propuesta a los amigos de la librería donde reinaba Natu Poblet. "Invitamos a todos los que quieran y puedan a ir a la puerta de Clásica a dejar un testimonio. ¿Qué? Lo que quieran: un poema, una flor, una carta, lo que sea que testimonie que Clásica tiene que reabrir sus puertas". A lo largo del día, la cita tendrá lugar en la avenida Callao 892.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.