A la Justicia, por las clases

Un grupo de padres presentó ayer una acción de amparo
Un grupo de padres presentó ayer una acción de amparo
(0)
30 de agosto de 2001  

LA PLATA.- Distintos sectores de la comunidad universitaria platense recurrieron ayer a la justicia federal para resolver los conflictos en la Universidad Nacional de La Plata (UNLP). Un grupo de padres de alumnos que asisten al Colegio Rafael Hernández, que depende de la UNLP, presentó una acción de amparo ante el juez Julio Miralles para resguardar la promoción de sus hijos.

Mientras tanto, las autoridades de la casa de altos estudios aseguraron que hoy concretarán una denuncia por las amenazas que, tal como informó ayer LA NACION, recibió el decano de la Facultad de Ciencias Económicas, Julio Giannini.

El prosecretario de Asuntos Jurídicos y Legales de la UNLP, Pablo Cuadrini, afirmó a LA NACION: "Mañana (por hoy) formalizaremos la denuncia y pediremos que rastreen las últimas llamadas que recibió el decano en su casa y en el despacho de la unidad académica".

El presidente de la casa de altos estudios, Alberto Dibbern, se solidarizó con con el decano. "Las amenazas sólo pueden ser obra de un cobarde que se oculta tras un tubo de teléfono", dijo.

Giannini llegó ayer temprano a la facultad. Sentado en su despacho, en el 5° piso de Ciencias Económicas, aseguró: "Parece que estuviéramos viviendo épocas pasadas. Esta unidad académica desde siempre ha tenido una actitud invariable de permanecer abierta y en funcionamiento".

Durante toda la jornada las actividades educativas se desarrollaron con total armonía en la Facultad de Ciencias Económicas. Por la mañana, los estudiantes se solidarizaron con el decano. Pero criticaron su falta de apoyo con el paro que los docentes universitarios llevan adelante hace cinco semanas.

"En esta facultad asisten profesores que están a favor de los planes del Ministerio de Economía de la Nación y del ajuste en las universidades", dijo Leandro Verdi, dirigente del Movimiento de Unidad de Estudiantes de Ciencias Económicas.

Según el estudiante Mauro Amicone, las intimidaciones que recibió el decano la semana última tomaron por sorpresa a los alumnos. "Giannini no realizó ningún comunicado y nosotros nos enteramos por los medios de comunicación", dijo.

Piden medidas

Por otro lado, los padres de los chicos que asisten al Colegio Rafael Hernández afirmaron que presentaron la acción de amparo para asegurar la educación de sus hijos.

"Nuestros hijos tienen el derecho a aprender y asistir a clase. Las autoridades del colegio nos aseguraron que si no van los maestros no se hacen responsables de su seguridad. Ante esta situación hemos decidido presentar el amparo", explicó José Caselli, de la comisión de padres.

"Creemos que la semana próxima los chicos podrán regresar al aula y recuperar el tiempo perdido", aseguró Dibbern a LA NACION.

Anoche, el secretario general de la UNLP, Guillermo Tamarit, aseguró que la casa de altos estudios prepara una demanda contra un grupo de estudiantes que anteayer tomó el edificio donde funciona parte de las facultades de Periodismo, Derecho y Odontología.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.