Afirman que la escuela debe asistir a los chicos

Especialistas opinan sobre el conflicto
Especialistas opinan sobre el conflicto
(0)
27 de junio de 2002  

"La escuela y la familia son responsables de la educación del chico y deben ofrecer lo que tienen a su alcance para asistirlos en sus problemas", dijo el secretario de la Academia Nacional de Educación, Alfredo van Gelderen, al referirse a la controversia suscitada en el colegio rosarino, que resolvió no recibir a partir del año próximo al adolescente que tendrá un hijo. "Si la escuela enseñó algo y no se aprendió debidamente, ¿por qué abandonarlo? La escuela no debe ser juez", concluyó.

Con esa mirada coincidió José del Corral, vocero de la Vicaría Episcopal para la Educación del Arzobispado porteño. "Tiene que haber una coherencia entre los valores que inculca la escuela -el de la vida- con las acciones de las autoridades. El colegio debe darle contención al alumno."

El pedagogo Julio Labaké no quiso abrir juicio sobre el caso, aunque sostuvo que "los padres, docentes y medios deben afrontar su responsabilidad en la educación de los valores de los más chicos".

Para el educador Jaime Barylko, de formación judía, el tema tiene múltiples aristas. "No podemos actuar como tribunal de inquisición. El colegio es privado y tiene derecho a expresar sus opiniones, porque vivimos en democracia", dijo. Aseguró que con el "escándalo" que produjo la sociedad en contra de la expulsión del menor se promueve que "los chicos jueguen" a ser padres.

La doctora Diana Galimberti, presidenta de la Asociación Argentina por la Salud Sexual y Reproductiva de la Sociedad Latinoamericana de Concepción, hizo hincapié en el papel de la educación sexual. "Este caso nos recuerda cuán atrasados estamos con respecto a la educación sexual y contención de los jóvenes."

El titular de la Comisión Episcopal de Educación, monseñor Mario Maulión, declinó opinar sobre un tema que no conoce "directamente".

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.